El último trofeo es el más grande, pertenece a la primera edición de la Vuelta de San Juan culminada anteayer, pero los otros, de distinto tamaño son valorados con similar importancia por su propietario. Es que a Mauro Berrocal ganar los cuatro campeonatos locales de rally maratón que organizó el Andes MTB y esta Vuelta puesta en escena por Adventure Pro le han demandado igual cantidad de tiempo y esfuerzo. Más allá de ser de años distintos y de diferentes competencias, todas las copas tienen un denominador común, son los premios que DIARIO DE CUYO aportó apoyando una actividad que se ha hecho carne en los sanjuaninos, el mountain bike.

“Estoy muy contento porque ganar la primera Vuelta es un lindo cierre de un año que empezó complicado porque tuve que diagramarlo de otra manera. Mis obligaciones laborales me impiden entrenar como antes y centré toda mi actividad en ganar lo que se corriera en San Juan”, contó el muchacho que este año ganó su cuarto campeonato consecutivo de rally y también la Copa SRAM.

“La carrera estuvo muy buena. Lo único que le cambiaría es la fecha. Nos agarró a todos cansados por la suma de entrenamientos y competencias anteriores, pero me encantó. El sábado en la noche, después del rural y la crono estaba fundido y me preguntaba, ¿que estoy haciendo aquí?”, amplió el joven que este año puso una distribuidora de materiales para ferreterías a la que se dedica en jornada laboral doble y se las ingenia para seis veces a la semana entrenar dos horas y media sobre la bicicleta. “Realmente disfruto el entrenamiento diario con Gonzalo (Tellechea, de quien es amigo de la infancia) y todos los chicos y chicas del Sol Team. Es mi cable a tierra”, contó quien abrazó este deporte a los 12 años.

Cuando se le pidió que se defina, contó que es tipo normal. “Me gusta el fútbol soy hincha de River y San Martín, mi comida preferida es la lasagna y soy de los que no usan auriculares cuando entrena porque la música no te deja disfrutar del momento”.

A los 26 años, Berrocal, ha modificado sus metas. No se engaña con objetivos lejanos relacionados con la Selección argentina. Prefiere concentrar sus esfuerzos en carreras regionales y alguna clásica nacional. “Un sueño a realizar es correr Trasmontaña con Gonzalo, espero que podamos concretarlo”, finalizó.