El saludo. Final de la batalla en Miami. El argentino Del Potro saluda al suizo Federer, que seguirá jugando en el Masters. Salió un partido parejo en el que el europeo sacó a relucir su buen momento.


Miami, EE.UU., Télam
El argentino Juan Martín Del Potro perdió ayer por la tarde ante el suizo Roger Federer por 6-3 y 6-4 y se despidió en la tercera ronda del Masters 1000 de Miami, Estados Unidos, que se juega sobre las canchas rápidas de Crandon Park y reparte premios por 6.993.450 dólares.


El español Roberto Bautista, que venció ayer al estadounidense Sam Querrey, será el rival de Federer en la cuarta ronda del Abierto de Miami, donde el suizo busca su tercera corona.


Era la primera vez que Federer y Del Potro jugaban en Miami y la pista central de Crandon Park se llenó hasta la bandera, con mayoría de aficionados argentinos que apoyaron a su representante y rugieron con cada punto a su favor sin que ello sirviese para que el de Tandil diese la sorpresa.


Del Potro, ubicado en el puesto 34 del ranking mundial de la ATP Tour, cayó con Federer (6), tras una hora y 22 minutos de juego.


De esta manera, el suizo, campeón del torneo en 2005 y 2006, sumó su 16ta. victoria ante el tandilense, que apenas lo venció en cinco oportunidades.


“Delpo”, que venía de derrotar en sets corridos al holandés Robin Haase por 6-2 y 6-4, cedió el octavo juego del primer set y luego su rival mantuvo su servicio, pese a que el argentino tuvo varias chances de quebrarlo, y se impuso por 6-3.


Al tandilense, de 28 años, le costó asentarse en la cancha principal de Crandon Park, y en el segundo set sufrió un nuevo un nuevo quiebre, que a la postre derivó en el triunfo de Federer por 6-4, más allá de que contó con una chance para volver a meterse en partido en el octavo juego.


Los 30 golpes ganadores de Federer, 13 más que el argentino, marcaron la diferencia en un partido al que Del Potro nunca le perdió la cara a pesar de encontrarse aún en pleno proceso de recuperación de su última lesión.
Del Potro, así, sumó su cuarta derrota en igual cantidad de presentaciones en la presente temporada frente a jugadores “top ten”: con el canadiense Milos Raonic (5) en Delray Beach, con el serbio Novak Djokovic (2) en Acapulco y en el Masters 1000 de Indian Wells, y hoy con Federer en el Masters 1000 de Miami.


Más tarde, al cierre de la edición, jugaba el porteño Diego Schwartzman (42) ante el belga David Goffin (12) por un lugar en los cuartos de final del certamen.

Otro argentino, Federico Delbonis, juega hoy con el japonés Kei Nishikori buscando semis


En tanto que el azuleño Federico Delbonis (57) se medirá hoy con el japonés Kei Nishikori (4) para acceder a las semifinales en el prestigioso torneo de Miami.


El serbio Novak Djokovic es el vigente tricampeón del Masters 1000 de Miami, que también ganó en 2007, 2011 y 2012, pero en esta edición no participa por una lesión en el codo derecho.

 

“Roger está más rápido que nunca”


Juan Martín del Potro dijo que Roger Federer se mueve más rápido lo que le lleva a ser el jugador más en forma del circuito. “Siempre ha tenido un gran revés, pero ahora es incluso mejor, pues se mueve más rápido, y esa es la clave de su progreso con el revés”, explicó el argentino.


El tandilense dijo que tuvo sus “opciones” en los dos sets, pero que su rival jugó mejor, más “sólido” en los momentos de los quiebres. Reconoció que la falta de continuidad lo lleva a tener que enfrentarse a grandes jugadores en las primeras rondas, pero su ránking (34) es el que pone en su camino a los grandes nombres del circuito, aunque dijo esperar a que cambie la suerte. “Para ésto -dijo- debo seguir mejorando y olvidarme de las operaciones en la muñeca izquierda que hicieron que no tuviese continuidad”.
 

 

“Sentí que lo tenía bajo control”


Federer dijo que sintió que se ganó la victoria ante Del Potro en Miami al entregar “pocos puntos fáciles” a un tenista que definió como un “gran oponente”.


“Sentí que lo tenía bajo control y generé más oportunidades que él. Me lo gané”, aseguró en rueda de prensa el exnúmero uno del mundo, que reafirmó ante el argentino su buen estado de forma.


Cuando comenzó el encuentro, explicó, creía que el choque iba a estar más igualado y que iba a contar con “sets largos y desempates”.


“Antes de entrar a la pista podías sentir la atmósfera y ahí me dije que tenía que estar preparado para algo diferente”, reveló. Federer, que consideró que eso le hizo estar más concentrado para resolver su compromiso de tercera ronda.


En la cuarta ronda, se enfrentará con el español Roberto Bautista, del que aseguró que “está jugando genial” y que compite “punto a punto”.