Un sufrido triunfo de la selección argentina sobre Chile 1-0 gracias a un tanto de Lionel Messi de penal en la primera etapa. El elenco local tuvo que trabajar y sufrir mucho para obtener tres unidades que lo colocan en el podio, situación que lo estaría clasificando de manera directa al Mundial de Rusia 2018.

 

En el primer tiempo, Lionel Messi dio sobradas muestras de su motivación por el regreso al Monumental a tres años de su última presentación en ese estadio. Tuvo unos 45 minutos iniciales que rozaron la perfección, tal cual tiene acostumbrado a sus seguidores fin de semana tras fin de semana. Se hizo cargo del penal a los 15 minutos que abrió el marcador, pero también marcó, jugó e hizo jugar.

 

 

 


Lio transformó en ganancia la pena máxima, que se había generado tras una excelente habilitación de Javier Mascherano –otro con gran nivel– a Ángel Di María, quien recibió la falta de José Pedro Fuenzalida dentro del área.

 

Messi contra todos

 

En la previa, el hombre del Barcelona le había metido una gran asistencia al Fideo por izquierda, tras robar el balón. Pero Claudio Bravo fue más rápido que el del PSG y tapó el disparo cuando intentaba picársela. El susto también se hizo presente para el lado local: Fuenzalida empujó al gol una pelota sin dueño en el área, pero la fortuna fue para los de Edgardo Bauza ya que estaba en claro fuera de juego.

 

Lo que quedó para el final fue el increíble gol que falló Nicolás Otamendi cuando se terminaba la etapa inicial: un tiro libre de Messi al área rebotó en Jean Beausejour y le quedó picando al barbudo defensor ante el arquero. La tomó de muy abajo y la envió, insólitamente, por arriba del travesaño.

 

La falta a Di María  y el gol de Messi