Un respiro. Carlos Lucero ya se despachó con su golazo y lo festeja todo Puyuta. Ni ayer eran los peores, ni tampoco hoy son los mejores, pero el triunfo trajo nuevos aires en el conjunto que dirige Antuña.

 

Chau a los fantasmas. Adiós a la mala racha. Desamparados logró un enorme triunfo ayer venciendo al líder San Jorge de Tucumán por 2 a 1 en un encuentro válido por la 4ta fecha y salió por ahora de descenso directo. Por eso, la victoria conseguida gracias a los goles de Juan Bueno y Carlos Lucero, significó mucho más que un desahogo. Es que cuando en Puyuta las amenazas comenzaban a caer, llegó el primer triunfo del torneo que además representó la primera victoria en la era de Raúl Antuña. 


Y Sportivo con todas las presiones debido a la urgencia y la enorme necesidad de tener que salir a ganar ante su gente, lo jugó con la cabeza y ahí estuvo la clave del triunfo. Porque futbolísticamente no le sobró nada, fue efectivo y mantuvo el orden hasta el final, cuando San Jorge se le vino encima. De entrada, Desamparados mostró convicción y avisó a los 2’ cuando Bueno avisó con un remate cruzado desde la derecha que Carniel desvió al córner. Pero el cordobés continuó su búsqueda y a los 10’ lastimó, cuando un lateral lo encontró solo y con un potente remate dejó sin chances a Carniel desatando el delirio en Puyuta. Con el 1-0 Sportivo manejó los tiempos pero promediando la media hora el juego de San Jorge comenzó a crecer y su talentoso delantero Jesús Soraire fue un dolor de cabeza para Sportivo con sus remates de media distancia. Justo en el momento que Desamparados comenzaba a complicarse, Bueno metió una pelota al área, Henry Sáez la bajó de espaldas al arco y el “Toro” Lucero como venía, se despachó con otro lujito para poner el 2-0 cuando iban 37’. San Jorge no le encontraba la vuelta pero lo tuvo con un cabezazo de Pérez que dio en el travesaño a los 45’. En el complemento, Desamparados retrocedió demasiado y apostó a algún contragolpe que le quedara pero casi lo paga caro con un remate de Vera que sacó Pablo Lucero de la línea. La seguridad que aportó Lucero desde el arco fue fundamental, también el trabajo defensivo aunque perdió peso ofensivo con la salida de Bueno y Sáez. En el final llegó el descuento de los tucumanos con el gol de Vera. Sportivo terminó pidiendo la hora, con el sufrimiento como bandera pero celebrando una enorme victoria que representó más que un desahogo. 

 

Antuña: “Ahora empieza otra historia”


Siempre confió a pleno en revertir la racha adversa y el partido de ayer era -aunque nadie lo quiera decir- un ultimátum para él. Por eso la victoria de Desamparados fue un desahogo para su técnico Raúl Antuña. “Por fin pudimos cortar esa mala racha que traíamos. Siempre confié en estos jugadores, se dijeron muchas cosas y no fueron fáciles las horas previas a este partido. Por eso rescato la personalidad y actitud de  estos jugadores. Acá todos queríamos ganar, nadie entra a la cancha a perder. Este triunfo es un alivio”, remarcó el DT que logró su primer triunfo desde que llegó a Desamparados. “Era muy importante poder ganar para recuperar la confianza.

Ahora hay que disfrutar este momento que es muy corto y a partir de mañana (hoy) ya pensaremos en San Lorenzo”, contó. Sobre lo mejor de Sportivo, el “Purruco” remarcó: “La efectividad, Juan (Bueno) y el Toro (Lucero) se despacharon con dos golazos. Ahora la cabeza del jugador cambia, ya no estamos en el fondo de la tabla y si bien no hay que adelantarse yo además de mantener la categoría, quiero clasificar. Si los jugadores se lo proponen sé que son capaces de lograrlo”, expresó. Sportivo visitará posiblemente el domingo a las 16 a Lorenzo en Catamarca.