Cabezazo. Messi define luego de recibir una asistencia de Mascherano. Ahora Barcelona manda y obliga al Real a que gane el partido postergado con Celta.



Barcelona, TELAM
Ayer fue un día convulsionado para el Barcelona. Por un lado su astro Lionel Messi -que anotó un gol- fue una de las figuras salientes en la tremenda goleada como local por 6-1 ante Sporting Gijón, por la fecha 25 de la liga española, que lo erigió como nuevo líder del torneo beneficiado por el empate de Real Madrid.


Messi, en su partido 500 con la camiseta del Barcelona, puso el 1-0 a los 9’ del primer tiempo, mediante un cabezazo, tras un exquisito pase del santafesino Javier Mascherano, que también jugó desde el comienzo.
Los otros tantos del ’Barsa’ los convirtieron Juan Rodríguez, en contra, el uruguayo Luis Suárez, Paco Alcácer, el brasileño Neymar y el croata Ivan Rakitic; mientras que Castro descontó.


Pero otro detallle llamativo se dio en la conferencia de prensa luego del partido. En ella, el coach del equipo catalán, Luis Enrique, anunció que en junio dejará de ser el director técnico. “Me gustaría agradecer al club toda la confianza recibica. Han sido tres años inolvidables para mí y todo el equipo. Llegado el final de temporada, me vendrá bien un descanso”, expresó.


Barcelona, con la victoria, llegó a 57 unidades, uno más que Real Madrid, que empató 3-3 en su estadio ante Las Palmas. El conjunto madrileño, que finalizó con diez jugadores por expulsión del galés Gareth Bale, tuvo otra actuación discreta, como en el triunfo que logró ante Villarreal el domingo pasado, luego de estar dos goles abajo. Esta vez estuvo 1-3 en contra y arribó a la igualdad con mucho esfuerzo.


Los goles de Real Madrid fueron convertidos por Isco y Cristiano Ronaldo (2). Para Las Palmas anotaron Tana, Viera y Kevin-Prince Boateng.


Los otros resultados: Osasuna 1-Villarreal 4, Celta 1-Español 1 y Granada 2-Alavés 1.
Hoy se completará con: La Coruña-Atl. Madrid y Sevilla-Ath. Bilbao.