Godoy Cruz consiguió cerrar con otra alegría una semana de fiesta: luego de su histórica victoria 2-1 de visitante ante Libertad de Paraguay por la Libertadores (la primera fuera de Mendoza en copas internacionales), venció a Banfield 3-1 como local y de pasó cortó la racha adversa en el torneo local, ya que venía de tres derrotas consecutivas, ante Racing, River y Colón.

 

Banfield había comenzado en ventaja gracias a un gol de Cvitanich a los 17 minutos del primer tiempo. Pero a los 41 Correa consiguió la igualdad con la que se fueron a los vestuarios.

 

 

 Ya en el complemento, el local completó la remontada. Angileri puso el segundo para Godoy Cruz a los 12 minutos y más cerca del cierre, a los 40, Correa anotó de penal el segundo de su cuenta personal para clavar el 3-1 con el que terminó el partido. En esa jugada fue expulsado Matheu, que en realidad había despejado la pelota con la cadera. Pero el árbitro Abal vio una mano inexistente y el equipo de Falcioni terminó el partido con diez jugadores.