Cálido recibimiento. Darío Benedetto fue uno de los más amables con los sanjuaninos, con mate en mano, levantó su brazo y los saludo mientras del otro lado del vallado coreaban su nombre. Guillermo fue el primero en bajar del colectivo.  <

/figcaption>

 

Boca entrenó en Buenos Aires y luego, en vuelo charter, viajó a San Juan. Pasadas las 14 el avión aterrizó y 50 minutos después paraba el colectivo en la puerta del hotel Alkazar donde están alojados. Allí, cerca de 400 hinchas los fueron a recibir, quienes iban coreando el nombre de cada jugador mientras iban descendiendo del bus.


La llegada del equipo que hoy se medirá con San Martín se dio en un horario clave, ya que la siesta es sagrada para los sanjuaninos. No obstante, para muchos ese ritual quedó de lado con tal de ver a sus ídolos apenas 15 segundos. Porque ese fue el tiempo que tardó cada jugador en bajar del colectivo e ingresar al hotel.


Ninguno se paró ni se acercó al cierre perimetral que dispuso la seguridad. Pero si varios de ellos como Gago, Bendetto, Bou y Zuqui saludaron elevando su brazo para la explosión sanjuanina.


Guillermo y Gustavo Barros Schelotto fueron los primeros en descender del micro, lo siguió Pablo Pérez y Fernando Gago, y por detrás todo el plantel, varios con mate en mano, que mañana estarán en el Bicentenario.
El vallado dispuesto por la organización, provocó que los hinchas locales estuviesen a unos 20 metros de distancia, que en la previa cantaron y desplegaron banderas para hacer llevadera la espera. Todo se desarrolló con normalidad y hubo una concurrida asistencia de mujeres, quienes fueron las que más se hicieron sentir con sus cánticos.


Luego que todo el equipo ingresó al hotel, la zona se despejó y algunos fanáticos se quedaron en el ingreso, pero ningún jugador salió a saludar. Desde la seguridad de Boca le comentaron a DIARIO DE CUYO que los futbolistas iban “a descansar todo el día en el hotel”. Que ni siquiera se iban a trasladar al estadio Del Bicentenario para entrenar o apenas moverse, menos una salida por algún lugar de San Juan. Que la única salida desde las 14.50 que ingresaron al hotel hasta hoy será la ida al estadio pocitano para disputar el partido.
Aunque dejó en claro que si algún jugador tiene la intención de salir a saludar a los simpatizantes en el ingreso del hotel, recién lo pueden hacer hoy en la mañana, pero que eso ya está fuera del cronograma establecido.