Aprobado. El Verdinegro desarrolló su intensión de juego en el primer tiempo, pero en el complemento la roja de Dening lo llevó a meterse atrás y River lo igualó sin hacer mucho y se lo llevó por penales.

 

El partido de San Martín ante Boca, por ésta misma copa, se podría jugar el 7 de octubre.



La expulsión de Emanuel Dening a los 9 minutos del segundo tiempo cambió todo el partido, ya que el buen andar con mucha entrega grupal y practicidad de San Martín para hacer un gran primer tiempo dejando sin lugar a juego a River, cambió en el complemento donde tuvo que aguantar hasta que el Millonario lo empató en el último minuto y el 1-1 se definió por penales donde el campeón de la Copa Argentina lo ganó 4-1.


En líneas generales y en el partido de pretemporada que más exigió al Verdinegro (fue el séptimo), lo sacó adelante anoche en la disputa de la Copa BBVA Francés San Juan. Mucho orden y solidaridad, para pararse bien en la cancha y con amplio juego por la bandas. Ante un River intermitente, que no encontró la pelota y con escaso juego ofensivo. Sólo en individualidades mostró algo más el equipo de Gallardo, pero en juego asociado el Verdinegro fue dominador en el parcial inicial, con un sistema 3-4-3 que rindió ampliamente mejor que el 3-5-2 que venía apostando Gorosito en los encuentros previos.


Mucha presión sanjuanina, que se vio desde el inicio mismo cuando Moreira intentó salir jugando y Montagna se la robó, lo gambeteó y envió el centro que cruzó toda la línea de meta pero sin encontrar nadie para empujarla. 


San Martín arrancó metido y sin especular ante un River que aguantó con Ponzio en el medio, pero sin resto para hacerle frente a los de Pipo.


La posesión e intensión del Verdinegro fue creciendo hasta que a los 43’ tuvo su premio con una jugada que nació en el fondo, para terminar con la profundidad de Villarruel por derecha, para asistir a Dening en el borde del área quien paró el balón y lo colocó en el palo derecho de Batalla. 1-0 y premio para el que mejor trató el fútbol y argumentó mejores sus intensiones.


Un River sin reacción y con poco para destacar, salió a jugar el segundo tiempo. En el que San Martín pudo ampliar el marcador a los 3 minutos con el tiro libre de Sagarzazu que devolvió el travesaño.


La cancha estaba inclinado por juego colectivo para el Verdinegro, pero a los 9 minutos Dening se cruzó con Mina, vio la segunda amarilla, se fue expulsado y el trámite del partido cambió. Porque pasó a defenderse y fue aguantar a un River que sin ideas ni argumentos, encontró el empate a los 45 minutos por medio de Mora. El 1-1 no hizo más que estirar la definición, en la que River acertó los 4 penales, y Batalla se atajó dos (a Rusculleda y Lugo) para ganarlo sin demasiado mérito.


CLAVES


Práctico

San Martín tuvo un gran primer tiempo, manejando el tiempo del partido en base a las sociedades y el juego por las bandas para dejar sin reacción a River, que lo reflejó con el gol de Dening.

Condicionado

Can San Martín ganando y mostrando más actitud y criterio en el armado de su juego, salió a jugar el complemento. Pero la expulsión de Dening lo llevó a tener que aguantar y meterse atrás.  

Final impensado

Tanto fue River contra la defensa Verdinegra, que más allá de no tener ideas ni profundidad, a los 45 minutos logró el empate y luego se quedó con el partido en la definición por penales.