El traspaso del delantero chileno Humberto Suazo del Monterrey a Boca “es puro chisme”, consideró ayer el presidente deportivo de la entidad mexicana, Luis Miguel Salvador. “No hemos tenido ninguna comunicación ni contacto oficial de parte de Boca. Lo que sabemos es a través de los medios”, explicó en diálogo con el canal TyC Sports.

El directivo de Monterrey informó que “la única llamada” al club por el futbolista chileno de 30 años la recibió de parte del empresario Gustavo Goñi, representante de Martín Palermo, entre otras figuras. “Estamos abiertos a escuchar pero mientras no haya ninguna información oficial ni sepamos que el señor Goñi es el hombre designado por Boca para negociar no podemos avanzar”, agregó.

Salvador agregó que Monterrey sólo estará dispuesto a conversar por “una venta definitiva”, por lo que desestimó la posibilidad de “un préstamo o un jugador como parte de pago”. El delantero, uno de los nombres mencionados como posible refuerzo de Boca junto a Mauro Obolo (Arsenal), disputó el Mundial Sudáfrica 2010 y dos copas América (Venezuela 2007 y Argentina 2011).

SIN RENCOR
Leandro Gracián es uno de los jugadores prescindibles de Boca para el Clausura y aceptó la decisión del técnico, Julio Falcioni, sin demostrar enojo. “Esta semana me reúno con mi representante, me quedan seis meses de contrato en el club. Analizaré qué es lo mejor. Está claro que las ganas de seguir siempre están, vamos a ver cómo se presenta todo”, sostuvo el Tano quien agregó “ no hablé con Falcioni, pero tengo una muy buena relación. No tengo ningún rencor con él, son sus decisiones”.