Heroico. Carlos Berlocq le ganó 4-6, 6-4, 6-1 y 3-6 y 6-3 a Paolo Lorenzi e igualó 2-2 la serie de Copa Davis entre Argentina e Italia. Hoy desde las 11 será el juego definitivo, y si bien Orsanic admitió que Guido Pella ‘tiene más posibilidades‘ de jugarlo, Charly confía en quien sea que salga a la cancha.

‘Tenemos jugadores que mañana (por hoy) van a entrar y están muy bien preparados. El que entre lo va a hacer de la mejor manera, dando todo como siempre, como lo hacemos desde hace muchísimos años.

No nos importa el ranking, el que esté enfrente. No nos importa ganar o perder, nos importa dejar todo en la cancha‘, expresó para dejar en claro que jugar este certamen los potencia individualmente.

En charla con TyC Sports, el 81° del ranking ATP expresó sus sensaciones tras el triunfo: ‘Estoy muy emocionado, más allá del resultado, de poder tener salud para venir y luchar cada punto, para mí es lo máximo.

Vivir esto, tener un equipo atrás que me banca, que me apoya, tener a mis compañeros alentándome con ese ida y vuelta, me da mucha fuerza. Todas esas personas que confiaron en mí en los momentos difíciles. Para mí es mucho más que un resultado. Si se perdía iba a estar orgulloso, para mí eso es todo‘, agregó Berlocq.

Y le dio su gratitud a la gente que estuvo en Parque Sarmiento: ‘Quiero agradecer a la hinchada número 1 del mundo, la mejor por lejos. Hubo tres parates y siguieron estando acá, con frío, mojándose. Lo valoramos muchísimo que vengan acá porque hacemos mucho esfuerzo para representar al país. Que nos valoren de esta manera, es increíble‘.

Por último, contó el secreto para haber jugado los tres días (el viernes había perdido con Andreas Seppi y el sábado había ganado el dobles junto a Leo Mayer) y lo que sintió en esa pelota polémica del quinto set: ‘Aguanté los tres días por mi equipo de trabajo.

Venimos trabajando muy duro. Más allá de la garra, si no estás bien preparado, no te alimentás bien o haces todo a la perfección, no podés aguantar. Esa pelota era casi el partido pero me han enseñado a tener los pies sobre la tierra. No me importó, seguí adelante.

Sentí adrenalina pero pude sacarme la presión, jugar bien al tenis‘, cerró el gran héroe del domingo que puso la serie 2-2 y dejó con vida al equipo argentino en su camino para la defensa del título.

 

El público se las ingenió para resistir la lluvia

 


Apenas 37 minutos se habían jugado, pero la llovizna y el viento que acompañaron desde el comienzo el partido entre Berlocq y Lorenzi se agudizaron hasta que el juez decidió suspender transitoriamente el partido cuando el score estaba 4-4.

Bajo una lluvia cada vez más intensa, los 3.000 espectadores que estaban en ese momento en la cancha intentaron buscar refugio en un predio inmenso.

Así, algunos se dirigieron en busca de un café o algún sándwich; otros se encaminaron hacia las carpas de los stands, y los más afortunados se dirigieron hacia la carpa VIP. Otra opción fue buscar una comida o preparar un mate y aguardar un rato en los autos a la espera de un mejor clima.