El español Rafael Nadal (foto) cerró ayer una semana impecable en el torneo Masters 1000 de tenis de Montecarlo y alzó su undécimo título en el principado con una cómoda victoria sobre el japonés Kei Nishikori en la final.

El número uno del mundo se impuso por 6-3 y 6-2 a Nishikori para extender un reinado que parece no tener fin en la arcilla monegasca. El español ganó un récord de once títulos, jugó 12 finales y desde que jugó por primera vez el torneo, en 2003, logró 68 triunfos por apenas cuatro derrotas. Pocas veces, sin embargo, ganó el certamen en forma tan arrasadora. Nadal no perdió ni un set en toda la semana y apenas cedió 21 games en sus cinco encuentros.

El título de Nadal, el número 31 de su carrera en la categoría de Masters 1000, envía además un poderoso mensaje a sus rivales.