Real Madrid superó por 3-1 a PSG y sacó una buena ventaja como local en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, con un doblete de Cristiano Ronaldo y el broche de Marcelo, tras ir abajo en el marcador.

 

Dos de los favoritos al título dejaron un duelo grandioso en el Santiago Bernabéu, con continuos intercambios de golpes y de dominio. PSG se adelantó a los 33 minutos gracias a una acción de Kylian Mbappé que culminó a placer Adrien Rabiot y al borde del descanso empató Cristiano Ronaldo, de penal.

 

En la segunda parte, el dominio del conjunto parisino no se plasmó en goles ante la figura de Keylor Navas y Real Madrid contrarrestó con el segundo tanto de Cristiano a los 83 minutos tras pase de Marco Asensio, que también asistía a Marcelo en el 86.