En el aire. Julián Alvarez le gana la pelota a un rival elevándose en gran forma. En Rosario, Newell"s y River jugaron un partido con muchas emociones.


Partidazo. De principio a fin. Y con emociones a granel. Newell"s lo ganaba 2-0 pero River se lo terminó quedando por 3-2. No sólo se recuperó de aquella dolorosa caída ante Flamengo por la Libertadores sino que dejó en claro que su fútbol ofensivo puede ante todo.


El primer tiempo tuvo un ritmo intenso. En el arranque fue River el que dominó los tiempos y el que tuvo más la pelota. Como siempre, en base a su asfixiante marca y recuperación. Lo de Newell"s empezó a crecer a medida que avanzaron los minutos y su juego fue mucho más vertical. Es más, dos tiros peligrosísimos del moreno Leal hicieron lucir a Armani. En la recta final de la etapa llegó una lluvia de goles. A los 31" Lema, con un cabezazo tras un corner, abrió el tablero para el local. Cinco minutos después Leal por fin la mandó al fondo del arco, terminando de gran manera un pelotazo notable que recibió desde lejos. Y dos minutos después, pese a que estaba atontado, River logró el descuento. Fue a través de "Nacho" Fernández, que metió un exquisito tiro libre. Y la visita casi empata antes que se vayan al descanso, luego de una rara montonera en el área.

En el complemento el ritmo siguió intenso. Con los dos volcados al ataque, aunque con River más decidido ya que perdía.

Y, con los minutos, el Millonario se fue adueñando de la pelota y el juego, simplemente porque Newell"s se metió atrás de manera excesiva. Por eso a los 19" tras una jugada por derecha Santos Borré logró el empate. Y más tarde, seis minutos después, Scocco se despachó con un golazo para dar vuelta el tablero.