El suizo es el más ganador en Wimbledon. Ganó su octavo título al vencer a Marin Cilic y alcanzó su 19no Grand Slam.
Es una leyenda viviente. El suizo Roger Federer consiguió ayer su octavo título en Wimbledon y el 19no Grand Slam de su cuenta personal, al vencer sin dificultades al croata Marin Cilic por 6-3, 6-1 y 6-4 en una final de una hora y 41 minutos, disputada sobre el césped del All England Club de Londres. A los 35 años, Federer se convirtió en el más ganador del tradicional certamen inglés (superó al estadounidense Pete Sampras, siete veces campeón) y el más longevo en levantar el trofeo.

El suizo también logró conquistar el título sin perder un set, algo que ya había conseguido en Australia 2007, e igualó la gesta del sueco Bjorn Borg en 1976. Catorce años después del primer Wimbledon ganado en 2003, el suizo, que hoy ascenderá del sexto al tercer puesto del ranking mundial, demostró que está vigente en el circuito a pesar de las largas ausencias y levantó el quinto título de la temporada.

"Me parece que me voy a tomar otros seis meses libres", bromeó en referencia a la lesión que le impidió jugar la segunda mitad de 2016. En esta ocasión, Federer superó sin problemas al croata Marin Cilic, quien estuvo a punto de abandonar tras el tercer juego del segundo set (3-0).

"Jugar con una lesión es muy cruel, eres un héroe", le dijo Federer a Cilic en el discurso de premiación en un gesto que grafica su grandeza tanto afuera como adentro de la cancha. 

"Esto es mágico, no puedo creer que no haya cedido un solo set", agregó Federer. "Siempre creí que podría hacerlo, porque si crees mucho en algo puedes conseguirlo. Seguí creyendo y soñando. Es una cancha muy especial, muchas leyendas han jugado aquí. Espero que no sea mi último partido y pueda volver aquí el año que viene a defender el título", deseó Federer.

Roger mantuvo en la final el contundente tenis que mostró durante todo el torneo con 23 golpes ganadores y un 81% de puntos con el primer saque y cerró el partido con un ace que hizo estallar al público.

A pesar de la leyenda, el suizo se puso a llorar de alegría tras superar las frustraciones de las finales perdidas en 2014 y 2015 y de haberse despedido en la semifinal de 2016.

Por quinta vez en la historia, Federer, ganador de Australia, y su clásico rival, el español Rafael Nadal, campeón en Roland Garros, se dividen los tres primeros Grand Slams del año: 2006, 2007, 2009 y 2010.

 

 

Ovacionado. Roger Federer, con la copa, saluda al público en los balcones externos del court central. El suizo mantiene vivo su talento y capacidad pese a la edad.

 

 

Emocionado por sus hijos

 


Mirka, su esposa, y los hijos de Roger Federer lo acompañaron durante la final. Y mientras esperaba la copa, el tenista miró a las gradas y no pudo contener las lágrimas al ver a su familia alentándolo. Roger entonces cubrió su cara con una toalla, quebrado emocionalmente, mientras que el público rompió en una nueva ovación hacia el gran tenista suizo.

 

“Wimbledon es mi torneo favorito”


Roger Federer afirmó que se siente ‘un trabajador a tiempo parcial‘, y además afortunado, al comentar cómo después de saltarse toda la temporada de tierra batida quedó tercero del mundo ganando el título en Halle por novena vez, y por octava en Wimbledon. ‘Me siento como un trabajador a tiempo parcial, y me siento bien‘, bromeó el suizo, el más veterano en la historia en ganar en el All England Club con 35 años y 343 días, y además lograrlo más veces.

‘Wimbledon fue siempre mi torneo favorito y lo seguirá siendo. Mis héroes han caminado por las pistas y han llenado los palcos. Por ellos creo que me convertí en mejor jugador también‘, señaló el suizo sobre el torneo que acababa de ganar y que marcaba el 19 del Grand Slam de su carrera.

‘El número ocho significa mucho para mí, porque con esa cifra se es parte de la historia de Wimbledon y es realmente increíble‘, añadió.

Su frase en la entrega de trofeos, ‘espero regresar el próximo año‘, levantó dudas sobre su vuelta a Wimbledon en 2018. Federer comentó al respecto: ‘Nunca se sabe lo que puede pasar. Espero regresar, nunca es una garantía especialmente con 35 o 36 años. Pero el objetivo es estar aquí la próxima temporada, intentarlo y defender el título‘.

 

Ganados

5 Títulos lleva ganados Federer esta temporada: Melbourne, los Masters 1.000 de Indian Wells y Miami, su noveno Halle y este Wimbledon. En total, 93 en su carrera.

 

Doblete

8 Años hacía que Roger Federer no sumaba dos Grand Slam en una misma temporada. A su vez, por segunda vez en su carrera terminó uno de los cuatro grandes sin ceder un set.