Su primera participación se produjo en 1996, edición en la que terminó quinto. Tras dos abandonos en 1997 y 1999, fue el vencedor en las ediciones de 2000, 2002, 2003, 2004, 2006, 2009 y el actual.

El "Zar" logró una gran comunión con el equipo ruso Kamaz e incluso es el piloto principal de la escudería para desarrollar y probar nuevos elementos que se implementan en este bólido. Este binomio entre piloto y máquina están juntos todo el año preparando la carrera.

El ruso, cuando llegó a la rural analizó la carrera: "He tenido buenos especiales este año, pero la primera parte ha sido difícil. Por suerte llegaron las dunas que es el terreno en donde más me destaco".

Sobre los otros terrenos que tuvo esta edición, el zar dijo: "Las etapas con muchas huellas rotas me complican por no saber administrar de mejor manera el camión".

Chagin preparó este Dakar desde hace tiempo, "preparé muy bien mi camión para esta edición y por suerte terminó en buen estado y funcionó de maravilla".

El piloto de Kamaz hilvanó su tercera competencia desde que el Dakar pisó caminos sudamericanos y opinó que la elección de trasladarse de África a este continente fue la indicada. "En su momento me enojé mucho por el cambio de continentes, pero luego de escuchar las explicaciones de la organización pude comprender el cambio. Además, una vez que llegamos aquí, nos dimos cuenta que en Argentina y Chile son muy fanáticos del Dakar y es muy lindo ver la cantidad de público que nos sigue en cada etapa", concluyó.