El histórico goleador de Boca Juniors, Martín Palermo, admitió ayer que vive el "peor" momento desde que llegó al club, opinó que una eventual salida del entrenador, Julio César Falcioni, "no es la solución" y enfatizó que tanto los jugadores como los dirigentes tienen que entender que los colores están "por encima de todos".

"Comparto la reacción del hincha de Boca. Nosotros somos los más preocupados por este momento. De hecho es el peor que viví en el club. Tocamos fondo, pero creo que la salida de Falcioni no es la solución", sostuvo el "Titán", quien es el máximo goleador en la historia de la entidad con 230 goles en 381 partidos oficiales.

"En el verano éramos otra cosa. Tenemos que darnos cuenta de que el club está por encima de todos. No son los jugadores ni los dirigentes. Todos estamos de paso. Boca es Boca por los hinchas", agregó el futbolista.

Palermo salió a "marcar" la cancha en este difícil momento del club: "Nadie va a decirme qué es ponerse la camiseta de Boca. Estoy muy tranquilo con lo que hice", enfatizó en relación con las declaraciones que formuló José Beraldi, el vicepresidente segundo de la institución.

Pero la realidad marca que Boca está lejos de lo que consiguió en sus años dorados: atraviesa una crisis futbolística -está penúltimo en el torneo Clausura con apenas 4 puntos sobre 18 posibles-, y otra institucional, con la renuncia de Juan Carlos Crespi (vice primero) y el fuego cruzado entre el resto de sus dirigentes en un año eleccionario.

"Si no hay unión, estamos en el mal camino. Además vamos a perder prestigio. Aquel que crea que está por arriba del club o del equipo está muy equivocado", puntualizó Palermo.

Existe la posibilidad de que Palermo le deje su lugar en el equipo a Lucas Viatri, quien se recuperó de un esguince en la rodilla derecha y ayer hizo fútbol junto con sus compañeros. Y el delantero también habló del tema: "A mí, como a cualquier otro, puede tocarme salir. Hay un plantel de 25 futbolistas. El entrenador tiene la obligación de hacer los cambios que considere necesario", señaló Palermo, quien en el Clausura aún no marcó, y ya hizo su diagnóstico de situación.