Un hombre fue atropellado por un automovilista esta mañana, cuando aún no amanecía, en plena avenida 9 de Julio y su cruce con la calle Arroyo, en el barrio porteño de Retiro. Producto de la colisión, la víctima, de unos 25 años, salió despedida algunos metros, justo en el enlace de la bajada de la autopista Illia sentido al Obelisco, y murió. El conductor de la camioneta 4x4, un polista de 24 años y miembro de una familia ligada a ese deporte, se dio a la fuga en el momento del hecho y después de algunas horas se presentó en una dependencia policial junto a su abogado, donde quedó detenido.

Unas horas después del hecho se hizo presente en dependencia policial el abogado Rafael Cuneo Libarona junto al conductor de la camioneta, un joven de 24 años ligado al polo que mañana prestará declaración.

Tras entregar el rodado involucrado en el accidente, una camioneta Volkswagen Amarok, el imputado quedó detenido y fue identificado como Cruz Novillo Astrada. Su padre, Eduardo, fue presidente de la Asociación Argentina de Polo. El joven aprehendido tenía un hermano gemelo, llamado Justo, quien en junio de 2021 falleció en un accidente de tránsito en el kilómetro 103 de la ruta 8.

De acuerdo a la primera información recabada en el lugar por LN+, el hombre fallecido sería una persona en situación de calle. El choque se produjo cerca de la senda peatonal poco después de las 5 de la madrugada y la víctima fue arrastrada varios metros más adelante. Tras el aviso del personal de la Comisaría Vecinal 1A, se hizo presente también el SAME, que constató que el joven ya se encontraba sin vida producto de las heridas recibidas por la colisión.

El hombre vestía campera de color gris con rayas blancas en sus mangas símil “Adidas”, buzo azul oscuro y remera gris, jeans y medias. Medía 1,70 metros de altura y tenía una contextura física robusta. En su poder no llevaba ningún tipo de identificación.

Qué dijo el abogado del conductor

“Venía de una reunión con amigos, frenó en el semáforo, en colorado, y cuando le dio el semáforo verde arrancó. El accidente se produjo 20 metros después del semáforo en un lugar donde no hay senda peatonal, es decir que el peatón no estaba autorizado a cruzar, pero se le cruzó repentinamente al automovilista, que se asustó”, dijo a Télam el abogado Cúneo Libarona.

El conductor “llegó a la casa de la madre y vinieron tanto la madre como el padre a la comisaría a presentarse espontáneamente”, agregó el letrado, que indicó que “estamos a disposición de la comisaría, de la fiscalía y el juzgado y además trajimos la camioneta para que le hagan foto y pericias”.