Sin interrupción. La empresa Seralico tuvo que traer otros nuevos freezer para seguir trabajando y darle la comida a los 300 niños que concurren a la colonia.

 

Alrededor de 300 niños que concurren a una colonia de vacaciones en Rivadavia casi se quedan sin comer a raíz de un robo. Y es que unos desconocidos entraron a plena luz del día al predio del Club Huazihul en calle Coll y saquearon la cocina de la empresa que sirve el almuerzo para esos chicos.


Esto pasó el último fin de semana y los ladrones aprovecharon el importante movimiento de socios para llevarse disimuladamente dos grandes freezer y otros elementos.


Todas esas cosas estaban dentro de una carpa cerrada que sirve de cocina. Javier Varela, el encargado de la cocina de la empresa Seralico, contó que llegaron a trabajar el martes a la mañana y descubrieron que ya no estaban los dos freezer industriales, los alargadores, dos tablones, las cuchillas, algunos artículos de limpieza y un bidón de 5 litros de aceite, entre otras efectos.


‘Nosotros estuvimos trabajando hasta el viernes a las 14.30. Después, la carpa quedó cerrada todo el fin de semana hasta el martes’, relató Varela. Lo que explicaron es que el club permanece abierto para sus socios, quienes concurran a la pileta y ocupen los quinchos los fines de semana. ‘El casero vio entrar y salir gente en vehículos llevándose cosas, pero nunca preguntó nada. A lo mejor pensó que éramos nosotros o los socios del club, pero eran los ladrones que andaban en un vehículo’, agregó.