Tamaña fue la sorpresa de directivos, docentes, padres y alumnos del Colegio Bernardo Houssay cuando llegaron este martes en la mañana a cumplir con las tareas de rigor y se toparon con una imagen inusual: un gran manchón negro en el ingreso y gomas ardiendo.

 

Así las cosas, las autoridades decidieron hacer la denuncia policial en la Comisaría 4ta para tratar de llegar a los responsables del ataque.

 

En el plano de las especulaciones, padres y alumnos hacen mención a que el ataque se debió a que el colegio no se viene adhiriendo a las medidas de fuerza, pero en la policía no han dado pistas sobre los motivos que llevaron a cometer este hecho.