Un accidente que no pasó a mayores pero que al principio causó susto. Este domingo, cerca de las 2, en la estación de servicio Oil, de avenida Libertador y pasaje Santo Domingo (500 metros al Este de Rastreador Calívar), en Rivadavia, se dio un curioso episodio.

 

Un vehículo Renault Sandero gris ingresó a la estación de servicio pero no lo hizo como cualquiera, sino que terminó impactando con una de las bombas de nafta. Los empleados, sabiendo que los ocupantes del vehículo estaban bien, se preocuparon por saber si el impacto en el surtidor podía derivar en alguna explosión.