El encargado de seguridad de la Cámara de Comercio en la Avenida del Mar, Jorge Morales, destacó la tranquilidad  con la que, según afirma, los turistas han pasado sus vacaciones. En este sentido agregó que los robos denunciados públicamente por los turistas son “casos aislados”.


“Antes de que comenzara el verano había mucha preocupación por la masa de gente que iba a venir y que está viniendo al borde costero es gigante, pero en términos generales, los planes dispuestos por la autoridad se han visto reflejados en la calle, con un número apreciable de Carabineros, gente de la PDI y la Armada, así que estamos muy tranquilos y hay que continuar trabajando para que esto siga tal cual”, manifestó a  Diario El Día. 


“No tengo cifras exactas, pero uno ve mucho carabinero acá, a pie, en bicicleta y también en patrullas, así que evidentemente que eso genera que los delincuentes lo piensen dos veces antes de cometer sus fechorías. No descarto que haya habido casos, pero al menos la policía le está haciendo más difícil el trabajo a los antisociales”, indicó.

 

Morales sostuvo que el robo sufrido por una familia argentina se trataba de un "hecho puntual y que no corresponde a la realidad generalizada de los recintos que ofrecen alojamiento en el sector".

 

“Es muy lamentable que pasen estas situaciones. Tengo antecedentes de que a esa familia le robaron absolutamente todo mientras ellos se encontraban disfrutando en la playa, pero yo te quiero decir que este tipo de hechos son puntuales y tiene que ver con que nosotros los privados, también tenemos que hacernos cargo de la seguridad al interior de nuestros recintos. La responsabilidad de la calle hacia dentro es nuestra. Así como exigimos que las calles tengan seguridad, nuestros negocios también tienen que tener seguridad”, manifestó.