EL ‘CHINO’ Diego Loscalzo saltó del anonimato de una manera lamentable. Con el arma de su mujer policía mató a seis personas en Buenos Aires y huyó a Córdoba, donde fue capturado.

 


Un empleado ferroviario se descontroló por completo y provocó una masacre en el partido bonaerense de Hurlingham. Con el arma reglamentaria de su mujer policía la mató a tiros, y luego arremetió contra otros familiares de ella dejando un tendal de muerte: la madre, dos hermanos y un cuñado de la oficial murieron, igual que el bebé en gestación de otra familiar, uno de los tres heridos que dejó el desquiciado.


El múltiple asesino, Diego Loscalzo (35 años, alias ‘Chino’) pudo tomar un colectivo y huir hasta Córdoba, pero allí fue capturado.
Loscalzo trabajaba en la empresa Metrovías y estaba en pareja con Romina Maguna (36), una oficial de la Policía bonaerense del Comando de Patrullas de San Isidro.


En julio último, la mujer lo había denunciado por una pelea en la que él, en medio de una escena de celos, le robó su pistola y un chaleco antibalas.


Pero la noche del domingo, a eso de las 22.50, la discusión pasó a un nivel impensado de violencia en esa casa de la calle Cañuelas 2403, en Williams Morris, en Hurlingham.


En medio de una pelea, Romina recibió varios balazos y murió en la cocina comedor. Luego, Loscalzo le apuntó al hijo de 11 años de la mujer, pero desistió ante sus ruegos: ‘Papá, por favor no me matés‘.


Al escuchar los disparos, la hermana de Romina, Vanesa Gisele Maguna (38), y su esposo Darío Daniel Díaz (33), salieron de su casa en la parte trasera de la propiedad hacia la vivienda del frente, donde vivía la mujer policía, acompañados de una vecina, Cinthia López Gotta, para tratar de detener a Loscalzo, pero sólo se salvó la vecina.


La furia asesina de Loscalzo lo llevó hasta la casa de su suegra en la localidad de Villa Tesei, allí llegó en su moto y descerrajó otra balacera cuando vio a la mujer, Juana Paiva (55), a bordo de un auto con su hijo José Eduardo Maguna (34), su esposa Beatriz Lloret (36, embarazada de 9 meses) y una hija del matrimonio de 12 años. Paiva y su hijo fallecieron, como también el bebé que iba a nacer esta semana.

 

Recargó el arma

Diego Loscalzo efectuó al menos 19 disparos con la pistola reglamentaria de su pareja Romina Maguna, lo que significa que tuvo que recargar la pistola Bersa Thunder Pro, calibre 9 milímetros, que utiliza con cargadores con una capacidad máxima de 17 proyectiles.
Esa maniobra sería un indicio en su contra si acaso su defensa pretende invocar un estado de locura, pues indicaría que estaba en su sano juicio.