ENORMES resultaron algunas de la plantas encontradas en la vivienda del sospechoso.

 

Resultó ser otro operativo más en que los policías fueron a allanar una casa en busca de una cosa y se toparon con una muy distinta. Ayer la intención de los uniformados de la subcomisaría de Médano de Oro que dirige el principal Julio Aballay, fue encontrar una bomba de agua que habían denunciado como robada. Y no hallaron ese aparato, pero descubrieron que el dueño de casa tenía un cultivo de 17 plantas de marihuana (8 de ellas entre 2,50 y 3 metros de altura), otras 14 en proceso de secado y dos bolsas con hojas y tallos ya listos para armar porros, dijeron fuentes policiales.


El sujeto que terminó preso fue identificado sólo por su apellido, Robledo, de 55 años, y ahora enfrenta una investigación en el Juzgado federal, justamente porque cultivar plantas de estupefacientes se considera un delito, con penas de entre 4 y 15 años de cárcel.


Robledo fue sorprendido ayer en la mañana en su casa del asentamiento Walt Disney, situado en ruta 155 entre América y Calle Vieja, en Médano de Oro, Rawson.

 

Cultivar marihuana es un delito con penas duras: entre 4 y 15 años de cárcel


Apenas ingresaron, los policías encontraron dos bombas de agua pero el sospechoso pudo justificar que eran suyas, precisaron los voceros. Sin embargo sus problemas comenzaron cuando los pesquisas descubrieron que a un costado de la vivienda tenía dos grandes plantas de marihuana (una midió 3 metros). Y que en el fondo tenía otras 15 más que cubría de la vista de su vecino con una mediasombra. Ahí no paró el hallazgo, porque luego entraron a una habitación y encontraron 14 más colgadas y en proceso de secado, y también dos bolsas de supermercado con hojas y tallos listos para armar porros.


Robledo habría dicho que las plantas eran para consumo personal, pero los policías no descartan que vendiera marihuana.