Dos almaceneros de Rawson fueron detenidos por la Policía el último jueves sospechados de vender mercadería ilegal. No era cualquier mercadería, sino productos de la canasta básica que envía el Gobierno nacional para que se entreguen como ayuda social. Fuentes oficiales, policiales y judiciales informaron ayer que parte de los productos pertenecen al Ministerio de Desarrollo Humano y que los dos sospechosos habrían dicho que esos productos los recibían de parte del representante de una ONG. Tras allanamientos en distintas zonas de Santa Lucía, Rawson y Pocito, efectivos de la Seccional 5ta secuestraron un camión lleno de mercadería.


El caso se estaba manejando ayer con total hermetismo y la información que había trascendido era escasa. Las fuentes ligadas al caso indicaron que hace unos días llegó el dato a la Brigada de Investigaciones de que en distintas partes del Gran San Juan se estaba comercializando mercadería trucha. En la investigación, los pesquisas detectaron que no se trataba de esos productos los que se vendían, sino de alimentos que enviaban desde Nación y que eran comercializados (no precisaron montos). Una fuente ligada a la investigación indicó que algunos de esos alimentos (como la leche) dicen en sus empaques que su venta está prohibida y son parte de los que entregan desde el Ministerio de Desarrollo Humano.


Por ese motivo, la jueza Carolina Parra, del Segundo Juzgado Correccional, actuó rápidamente y ordenó el jueves que se realizarán múltiples allanamientos. En esos operativos, que empezaron a las 15 y culminaron alrededor de las 22, encontraron mercadería a granel en cada uno de los domicilios.


En Rawson, detuvieron a esos dos almaceneros, cuyas identidades no fueron difundidas, sólo indicaron que eran mayores de edad. Estas personas habrían dicho a los pesquisas que ellos solamente se encargaban de vender la mercadería que les entregaba el representante (no fue localizado) de esa ONG, que recibe entre 300 y 400 bolsones de mercadería por parte del Gobierno. 

 

La investigación

Ayer continuaban con la investigación para tratar de localizar una pata importante del caso: el representante de la ONG. Es que los pesquisas quieren determinar si está vinculado o no con la maniobra y de ser así, si alguien del Gobierno lo ayudaba, señalaron las fuentes. No descartan realizar otras medidas.