La suerte de de Omar Ariel "Guascazo" Pérez (38) parece estar echada. No hay un solo elemento que indique que no fue el responsable de quitarle la vida a plena luz del día a Yanina Pérez en la puerta del cementerio de Angaco, el jueves pasado.

Hay testigos, audios y elementos previos que lo acorralan a este sujeto, que este martes se presentó a la audiencia de formalización con gestos se soberbia, respondiendo las requisitorias del juez con altanería. 

Un hecho que no pasó desapercibido, es que pocas veces se vio tanta presencia policial en la sala de audiencia: 12 efectivos en el interior y uno más en la puerta. Quienes transitan los pasillos de Tribunales no recuerdan tamaño despliegue.

Luego de leerse las pruebas recabada por Fiscalía, que incluyó testimonios e imágenes, el juez de Garantías resolvió 12 meses para cursar la investigación y que por ese periodo vaya al Penal de Chimbas.