CON CUSTODIA. Ayer, desde la Policía mandaron un efectivo para que custodie el negocio.

 

Tan sólo 60 segundos. Ese tiempo se demoró una banda de motochorros armados para cometer un asalto en un supermercado capitalino en el que se encontraban 10 personas. El golpe ocurrió el viernes por la noche y quedó filmado por las cámaras del comercio. En las imágenes se observa cuando los malvivientes ingresan con sus rostros cubiertos y amenazan a empleados y clientes. Una vez controlada la situación, tomaron el dinero de las cajas (unos $4.000 según la Policía), dos celulares y dos botellas de fernet, informó Sandra Heredia, encargada del comercio y testigo del ataque.


El asalto ocurrió a las 20.55 del último viernes en el ‘Súper Tulum’, situado desde hace 10 meses en la esquina de Adán Quiroga y Cornelio Saavedra, en Desamparados, Capital. Heredia contó ayer que ella vio el robo desde su oficina, en la planta alta del comercio. ‘Estaba con un proveedor cuando escuché ‘vamos, los celulares’. Miré por el monitor donde se ven las cámaras de seguridad y vi a los ladrones’, explicó la mujer.


Los malvivientes ingresaron con cascos y los dos que portaban pistolas se encargaron de reducir a un cajero y cinco clientes que estaban en ese sector. Otro de los ladrones se fue a una oficina en la que se encontraba una cajera descansando, la encañonó y le robó su cartera que contenía dinero, un celular y otras pertenencias. El tercer asaltante se fue a la carnicería y al empleado le robó su teléfono, precisó Heredia. A todo esto, la encargada se ocultó con el proveedor para evitar que la banda los viera y llamó al 911.

Los delincuentes estaban armados con dos pistolas y se movilizaban en dos motos.


Antes de escapar, los ladrones armados tomaron el dinero de las cajas y el fernet. Y en la entrada, le robaron la mochila a dos clientas que llegaban a comprar. ‘El robo duró un minuto y se movilizaban en dos motos. Es la primera vez que nos asaltan, pero ya los dueños han decidido que van a poner un policía para que custodie el negocio’, contó la encargada.