La menor fue derivada al Cent

ro de Abordaje Integral de Niños víctimas de Abuso

 

Una historia impactante sacude a la opinión pública sanjuanina. Todo comenzó el 21 de agosto pasado cuando el 911 recibe una llamada de una vecina de Médano de Oro manifestando que una menor discapacitada era víctima de abuso, detallaron a este diario fuentes judiciales.

 

De inmediato se tomaron medidas para resguardar a la menor. Fue derivada al Centro de Abordaje Integral de Niños víctimas de Abuso (ANIVI), quien tomo intervención judicial realizó la denuncia.

 

Una vez corroborado lo sucedido,  se solicitó la internación de la menor en el Servicio de Pediatría del Hospital Dr. Guillermo Rawson para que le realicen los estudios y análisis correspondientes dando por resultado la confirmación de un embarazo. También intervino el Comité de Maltrato de dicho nosocomio.

 

Paralelamente, la Policía de San Juan detuvo al presunto violador, identificado como Marcelo Villalobo, de 32 años y de nacionalidad boliviana, aparentemente dueño de una finca, donde los padres de la menor trabajarían.

 

Así las cosas, el 24 de agosto la madre de la menor solicita la interrupción del embarazo, según lo establecido en el Código Penal Art 86, inciso 2, que lo contempla para casos de personas con discapacidad.

 

El Juez Penal en turno, se hizo presente con las autoridades del Hospital Dr. Guillermo Rawson para cotejar lo solicitado en el contexto de la investigación penal por violación, y dar marco legal, teniendo en cuenta, cómo una de las medidas de prueba, que las muestras histopatológicas para ADN, deberán ser reservadas como prueba para la justicia.

 

El Ministerio de Salud Pública interviene a través de las autoridades del Hospital Dr. Guillermo Rawson a fines de realizar la práctica solicitada por los progenitores de la menor, todo ello, conforme a la legislación vigente , siempre y cuando el juez actuante en la causa penal emita la resolución respectiva, dadas las medidas de prueba solicitadas a fin de resolver la causa.