Se llama Diego Sebastián Leiva quien el sábado en horas de la madrugada terminó en un calabozo de la Comisaría 2da de Concepción luego de haber golpeado a su pareja. Fueron las hijas del agresor quienes socorrieron a la mujer y fue la madre de las niñas quien convenció a la víctima para que realizara la denuncia.

Eran cerca de las 2.30 de la madrugada del sábado cuando la víctima se encontraba durmiendo junto a Diego Leiva. La pareja se despertó cuando ingresó un llamado al celular de la mujer. Si bien la chica le comentó que era su amigo, el sujeto le quitó el celular preguntándole si lo engañaba. La ira del hombre fue en aumento, tanto que luego de agredirla físicamente agarrándola de los brazos, la tomó del cuello para darle un golpe de puño en la nariz.

Ante los gritos de la mujer pidiendo auxilio, las dos hijas de Leiva (con otra pareja) de 15 años y 13 años que se encontraban durmiendo en un dormitorio colindante, le llamaron a su madre para contarle la situación que estaban viviendo con su papá y su madrastra. La madre de las adolescentes se hizo presente con una amiga  y fueron ellas quienes dieron aviso a la Policía. 

A los minutos se hizo presente personal policial de la Motorizada N°1 quien ingresó a la vivienda y logró la aprehensión de Leiva. En tanto que la víctima recibió asistencia médica y las curaciones pertinentes en el lugar y luego se dirigió a la UFI Cavig a realizar  la denuncia.

En la Comisaría 2da se hizo presente la madre de las hijas del agresor quien debido a que no tienen un régimen de comunicación pactado, se llevó a sus hijas a su domicilio.

Al sujeto se le imputó el delito de lesiones leves agravadas por el vinculo en contexto de violencia intrafamiliar y conocerá su condena el jueves 21.