Engañada. María Adad estaba resignada y a la vez dolida porque perdió sus ahorros de mano de esos estafadores que la engañaron por teléfono.

 

Otra vez el "cuento del tío" con el cambio de dinero y nuevamente quien cayó en la trampa fue una anciana. Esta vez le tocó a una jubilada de 83 años que fue engañada por una mujer que llamó por teléfono diciendo que era su sobrina y la convenció de que entregara sus ahorros de 13.400 dólares a un supuesto empleado de la Anses que iba a pasar por su casa a retirar el efectivo para cambiarlos por pesos. La abuela pecó de inocente y entregó ese dinero, unos 273.000 pesos, a ese desconocido que desapareció así como llegó.

"¿Qué vamos a hacer? Ya lloré. Y por más que siga llorando, no hay remedio. Esa plata era la herencia que me dejó mi padre", se lamentaba María Adad (83) en la puerta de su casa en la calle Mariano Moreno del Bº Kennedy, Santa Lucía. Ni ella podía creer cómo había caído en tremenda farsa. "Me agarró de sorpresa. Nadie sabía de esa plata. Y la chica me decía: tía, tía", relató la mujer.

El teléfono fijo sonó alrededor de las 11 del martes y María Adad atendió. Del otro lado, habló una mujer que rápidamente le dijo que era su sobrina Patricia, del Sur. La abuela le creyó y la escuchó atentamente. Esa desconocida primero le preguntó si tenía dólares y, cuando ésta respondió que sí, la envolvió asegurando que la moneda extranjera estaba perdiendo su valor y debía cambiarla. Fue así que le dijo que sacara todo el dinero que tenía y que ya iba a pasar un empleado del Anses a retirarlo para llevarlo a cambiar. Para no darle tiempo a nada, la estafadora le pidió a la anciana que no cortara y que buscara los dólares, a todo eso apareció el cómplice que llamó a la puerta de la vivienda.

"Yo le entregué la plata, nunca sospeché nada. El hombre venía bien arreglado, de corbata. Decía que era del Anses, que venía de parte de mi sobrina Patricia, que me iba a cambiar esa plata que ya no tenía valor y que a las dos de la tarde me la iba a traer", relató María. Un nieto de la mujer dijo que ella estaba sola, que hasta hizo pasar al hombre a la casa y le entregó sus ahorros. El sujeto después se fue caminando por la vereda. Al mediodía llegó el hijo de María Adad y ahí se enteró que la abuela había entregado sus 13.400 dólares a unos estafadores.

 

Anciana de Rawson perdió $80.000

 

La semana pasada se conoció el caso de otra abuela de 80 años de Villa Krause, Rawson, quien fue engañada con la misma maniobra y perdió 80.000 pesos. La llamó por teléfono una mujer que se hizo pasar por su nieta y le hizo el cuento que debía cambiar en el banco todo el dinero en efectivo que tenía. La desconocida convenció a la anciana y después envió a un hombre a buscar el dinero. También cayó en la trampa el marido de la abuela, de 84 años, que en persona entregó todos los billetes.