Un incendio intencional destruyó gran parte de la casa de un albañil y la víctima no tiene dudas: asegura que fueron unos vecinos con los que viene teniendo problemas desde Navidad, a raíz de una pelea. El atentado ocurrió durante la madrugada de ayer, en Rivadavia, y pudo terminar en tragedia pero no fue así gracias a que un tío de 55 años del damnificado, que es discapacitado (le falta una pierna, es sordo y padece problemas mentales) y que a esa hora dormía en una pieza contigua a la vivienda atacada, logró ser rescatado cuando el humo comenzaba a afectar su sistema respiratorio.

La víctima se llama Iván Ernesto Moreno (26), cuya casa donde vive solo está ubicada en la esquina de Rioja y Güemes, en la Villa Santa Anita. Cuando ocurrió el ataque, a eso de las 4 de la mañana, se encontraba en la casa de su tío, Juan Moreno, situada a unos metros de la suya, sobre la calle Güemes. "En la mañana del 25, estando borrachos, tuvieron problemas y mi sobrino hizo re c... al muchacho que vive más allá y al padre, que son de apellido Cerezo. Les dio para que tengan y desde ahí las cosas se

pusieron picantes y yo me lo llevé a mi casa para evitar líos, para que se deje de andar macaneando", explicó el tío a este diario.

"La pelea fue porque ellos le pegaron a un señor y mi sobrino salió a defenderlo", señaló Ángela, tía del albañil.

Para concretar el incendio, los atacantes prendieron fuego una puerta de madera que da a la calle, al parecer, arrojando combustible. Las llamas se extendieron por el dormitorio de Moreno, destruyeron todo lo que había en ese lugar y además afectaron varias pertenencias que se encontraban en el otro ambiente de la vivienda, la cocina-comedor, como un televisor y las instalaciones eléctricas.

Si la víctima hubiese estado durmiendo en su propiedad podría haber sido fatal, porque gran parte del techo de la habitación se derrumbó, incluso la parte sobre donde está la cama. Se quemó la cama con el colchón, ropa, calzado, muebles, un ventilador y otras cosas menores, señalaron los familiares de Moreno.

"Cuando fue el lío a mi sobrino lo denunciaron, pero no es como para que venga a hacer una porquería como esta. Han sido dos, hay unos chicos que los han visto y uno era el que fue golpeado por mi sobrino", afirmó Juan.

Tras el hecho, Moreno radicó la denuncia en la seccional 28va y acusó a los vecinos. Ahora la Policía trabaja para esclarecer el caso.