El lugar. El ataque delictivo tuvo como escenario este supermercado situado en la calle Hermógenes Ruiz, al Sur de Av. Ignacio de la Roza, en Capital.

 

Para no perder la costumbre, este fin de semana no faltaron los ‘escruches’. En esta ocasión el blanco fue un supermercado de Capital, en donde ladrones robaron una caja fuerte con 50.000 pesos en efectivo y documentación. Aprovecharon que el local comercial no tiene alarma ni cámaras de seguridad, dijeron en la Policía.


El golpe fue perpetrado en la madrugada de ayer en el local de Hermógenes Supermarket, en la calle Hermógenes Ruiz al 1070 Sur, en Capital, propiedad de la familia Salvador, según datos policiales. Su dueño señaló a la Policía que el sábado trabajaron hasta cerca de las 23. Después se retiraron y cuando regresaron ayer a las 8 para abrir al público, descubrieron que habían entrado ladrones.


Los investigadores están seguros que el ataque estuvo planificado y lo que facilitó la tarea a los delincuentes fue que el negocio no contaba con sistema de alarma o cámaras de seguridad. Fue así que los desconocidos rompieron las rejas del frente y llegaron hasta un hueco, en donde antes había un aire acondicionado de pared y que estaba tapado con cartón, explicaron fuentes del caso. Justamente por esa abertura se metieron al salón comercial, aseguraron.

En la Policía aducían que el local no era seguro, ya que no contaba con alarmas ni cámaras de seguridad.


Los ladrones fueron a lo seguro. Quizás manejaban información. Y es que no tocaron la caja fuerte que está en la planta baja cerca de la caja de cobro. Por el contrario, cruzaron el salón y subieron a la pequeña oficina administrativa, ubicada en la planta alta, señaló un policía. Fueron directamente a buscar la pequeña caja fuerte que estaba empotrada en la pared de esa dependencia. Parece que llevaban algunas herramientas. Es que afirman que hicieron palanca con algún elemento hasta que lograron arrancarla de la pared y se la llevaron con todo lo que tenía en su interior. Fuentes del caso dijeron que el propietario denunció que en esa caja tenía alrededor de 50.000 pesos que era para pagar a proveedores.

 

Cuatro robos contra viviendas


Ayer en la madrugada también entraron a robar la casa de un empleado de la Aduana, de apellido Romero, en calle 21 de Septiembre del Bº Atsa, Rivadavia. A esta familia le sustrajeron un televisor 47 pulgadas y una consola de Play Station.


Pasó algo parecido en la casa de una familia Montaña, en calle Driolet del Bº Patricias Sanjuaninas en Desamparados, Capital, donde se llevaron joyas y 1.500 pesos. 


Otro hecho sucedió en la vivienda de la familia Pose, en calle Laprida, Santa Lucía, informó la Policía. De allí robaron 3.000 pesos, joyas y artefactos, aseguraron. 


Una familia Orellano sufrió otro robo en su domicilio de la manzana 28 del Bº La Estación, Rawson. Ladrones le robaron dos televisores, una reproductor de Dvd y algo de dinero.