Cualquiera estaba expuesto a que ladrones le abran el auto, pero no a todos le roban 75.000 pesos. Y esto es lo que justamente le pasó a un empresario que dejó estacionado su costoso coche en una calle de Capital y en horas de la madrugada supuestamente le abrieron el baúl para sustraerle un maletín con esa importantísima suma de dinero. Lo curioso es que la policía tomó contacto con la víctima después de sucedido el hecho, pero hasta anoche no radicaba la denuncia.

Fuentes policiales indicaron que el damnificado fue Roberto Aróstica, quien comentó que es propietario de una inmobiliaria situada en la esquina de Jujuy y 9 de Julio, en el centro capitalino. Pasadas las 3 de la mañana de ayer, este empresario habría llamado por teléfono al 911 de la Central de Policía para avisar que había sufrido un robo sobre calle General Paz, a metros de Ameghino, señalaron. Las patrullas policiales fueron al lugar y entrevistaron a esta persona que les contó que le habían sustraído un maletín con 75.000 pesos en efectivo.

Según datos policiales, el empresario les relató que fue a visitar a unos familiares o amigos en esa zona y dejó su auto Renault Fluence estacionado en la calle, con el maletín dentro del baúl. Supuestamente, cuando se estaba por marchar, descubrió que el portafolio con toda la plata ya no estaba.

El caso le resultó extraño a la policía dado que el auto aparentemente no evidenciaba que tuviera la cerradura violentada. Otra intriga es por qué llevaba tanta cantidad de dinero dentro del coche y a esa hora de la noche. El empresario habría explicado que la plata era producto de unas transacciones que realizó en los últimos días y que no pudo depositarla en el banco, señaló un alto jefe policial.

Lo que llamó la atención al personal de la Seccional 28va. -que tomó intervención en el caso- fue que después de hablar con el damnificado quedaron de acuerdo que iba a hacer la denuncia y a dar más detalles en la comisaría. Sin embargo, el empresario no apareció y hasta anoche no tenía la denuncia de este importante robo.