‘DEPRAVADO’. Según fuentes policiales, el supuesto abusador ofrecía golosinas a los niños para que le dieran besos.

 

Un hombre de 56 años fue detenido por policías de la subcomisaría de Médano de Oro que dirige el principal Julio Aballay, luego de que dos mujeres lo denunciaran, acusándolo de darles caramelos a sus tres pequeños hijos varones a cambio de besos en la boca, dijeron fuentes policiales.


El sospechoso del abuso sexual fue identificado como Roque Mendoza, un changarín que fue apresado el sábado al mediodía cuando circulaba en bicicleta en inmediaciones de Ramón Franco y 20 de Junio, en Médano de Oro, en Rawson.


Según la Policía, el juez de Instrucción Benedicto Correa ordenó apresarlo, luego de considerar suficiente la evidencia del caso, que incluye la versión de dos mujeres, una de ellas madre de dos chicos de 11 y 8 años. Y la otra de un nene de 5 años, precisaron.


Los menores serán entrevistados en Cámara Gesell. Y con esa prueba el juez decidirá si libera o no al imputado.