VÍCTIMA. José Luis Rivas fue acuchillado en su moto y al parecer por huir, chocó y murió. Un agente aprovechó para robar su casco. 

 

“¡¿Cómo puede ser que no aparezca el casco si él siempre lo usaba?! Puse una denuncia en la Central de Policía porque en la seccional 25ta cometieron muchas irregularidades”. La queja fue una de las tantas que enumeró Iris Galleguillo a este diario, sobre la actuación de los policías de esa seccional en un hecho que los indignó: el choque que a última hora del lunes le costó la vida a su hijo José Luis Rivas (30). El joven había quedado muy grave luego de estrellarse en moto contra un auto, pero no por un accidente más como suponían en la Policía sino por huir, pues un sujeto le había dado un puntazo en el cuello para robarle, el domingo alrededor de las 7, cuando el sospechoso también resultó lesionado pero fue liberado y luego recapturado.


Y la dolida madre tenía razón. Para mayor indignación de la familia de la víctima, resultó que un policía de la seccional 25ta, un agente (no identificado) había sustraído el casco de José.

 

El supuesto ladrón será investigado por homicidio. Y el agente por hurto calificado.


‘Me hacía falta para el cuatriciclo’, les dijo a sus compañeros en la comisaría, dijeron fuentes policiales. Su excusa no le sirvió de mucho, pues sus superiores dieron aviso al juez Pablo Flores, quien ordenó su detención de inmediato. 


Fueron los propios jefes de la seccional quienes iniciaron una investigación interna para determinar dónde había ido a parar ese casco, precisaron. La primera medida fue citar al personal de guardia en el momento de ese hecho, que en la seccional había sido calificado al principio sólo como un accidente por falta de información médica sobre la existencia del puntazo en el cuello de la víctima. Después, todo complicó al agente.


Rivas hacía trabajos mecánicos para la empresa Escandinavia del Plata, era padre de una beba de un mes y vivía en un barrio capitalino. El domingo a la madrugada salió en su moto Rouser 200cc a buscar a un amigo en Desamparados, pero como no lo halló siguió viaje rumbo a Rawson, al parecer, a la casa de su padre o la de un primo.


Pero nunca llegó. Cuando circulaba por República del Líbano metros al Oeste de Hipólito Yrigoyen, en Rawson, recibió un puntazo en el cuello desde atrás. Y todo hace pensar que así sucedió porque el sospechoso del ataque intentó montarse o ya iba también en su moto.


El resultado fue lamentable. Todo indica que por querer escapar, Rivas aceleró y se estrelló desde atrás contra un Chevrolet Corsa. Tan violento fue el impacto que perdió masa encefálica y no resistió: murió a última hora del lunes.


Ahora, el sospechoso de haberlo atacado será investigado por homicidio. Y el agente, por hurto calificado del casco de la víctima, un hecho que le puede costar su trabajo.