Un médico de Rodeo, Iglesia, se encontró con la desagradable sospresa que al volver a su casa tras pasar 5 días internado en la Ciudad de San Juan,  había sido víctima de un robo.

Sebastían Mateo, habló con Radio La Cumbre, y contó que al llegar observó que una de las ventanas de su tradicional casa estaba destruida. "Revolvieron todo. Se llevaron una netobok, armas que eran de mai abuelo, de un calibre que ya no existe, dos celulares, relojes antiguos , cámaras de fotos donde guardaba mis recuerdos", relató.

El profesional denunció que en los últimos meses las viviendas linderas también fueron robadas.