Un hombre recibió una condena condicional de 6 meses después de reconocer haber agredido a su pareja delante de la nieta de ambos que fue quien la defendió del ataque.

Todo se resolvió en un juicio abreviado donde un hombre de apellido Olivares reconoció que la tarde del 13 de noviembre del año pasado  protagonizó un episodio de violencia contra su mujer. De acuerdo a lo que se ventiló en el proceso, la mujer se encontraba haciendo empanadas para vender, cuando el hombre se violentó las arrojó al suelo y luego la tiró a la mujer de una cachetada. Ya en el suelo la víctima recibió patadas y golpes de puño. "Te voy a matar", le repitió en varias oportunidades el agresor.

Fue la nieta quien intercedió para evitar que la mujer recibiera más golpes. 

El hombre fue condenado por lesiones leves agravadas por el vinculo y amenazas simples -