A las 5 de la mañana de hoy jueves, los bocinazos de un auto despertaron a Nicolás Ruiz y a Verónica Dávila, quienes se percataron que el conductor trataba de advertir la presencia de llamas en el fondo de la vivienda que habitan en Balcarce al 1900 norte, Santa Lucía.

La angustia aumentó más porque las llamas atacaban a los animales en los corrales que con mucho esfuerzo construyó la familia y a un ritmo frenético trataron de socorrerlos, con la ayuda de padres y hermana de Nicolás, que viven en la vivienda lindante.

Pero una desilusión más aguardaba a la familia, según lo relatado por Verónica, quien contó que al fuego lo apagó la familia sin ayuda, a pesar del llamado que realizó su cuñada al 911,donde le tomaron los datos y afirmaron que en minutos recibirían asistencia . Verónica aseguró que nunca llegó a pesar que a un par de kilómetros se encuentra la sede de bomberos municiaples y a 4 de bomberos voluntarios.

Y lo peor de la experiencia, señaló, fue que salió en su auto a tratar de traer a un cerdo que en la desesperación pudo salir de su corral y huyó por la calle. En el camino, encontró a dos policías en un patrullero a quienes les contó lo que estaba viviendo. Le sorprendió que ninguno se ofreció en asistirla a capturar al animal. Los uniformados siguieron hasta la puerta de la casa y vieron lo que pasaba, sin bajarse del vehículo, hasta que en un momento pusieron en marcha otra vez el patrullero y se fueron.

La entrevistada señaló que al fuego pudieron apagarlo los integrantes de las dos casas, con baldes, luchando también con las ráfagas que avivaban las llamas. Enumeró que además de perder a una chancha y el gallinero completo, otros animales sufren heridas profundas, con otro cerdo y una burra como los más comprometidos. “Más allá de lo económico, los animales son de mucha importancia para nuestros hijos, de seis y dos años de edad”, indicó Verónica.

No saben la causa que inició el fuego, aunque presumen que fue intencional. “No hay nada eléctrico en esa zona u otro elemento que podría haber comenzado el fuego”, detalló la mujer, que agregó que a las 10 de la mañana fueron representantes de la Municipalidad de Santa Lucía, del Ministerio de Desarrollo Humano y de la Policía de San Juan. “Hablé con una mujer de la policía que me dijo que investigaban las causas del incendio, pero me contestó con suposiciones cuando le pregunté por qué no ayudaron los dos policías en medio del problema”, agregó.