Este jueves, mediante un juicio abreviado del sistema de Flagrancia, un ladrón fue condenado a 1 año y 5 meses de prisión condicional (no irá preso) luego de robar en un local de ropa en Pocito y ser aprehendido por un hombre que pasaba por el lugar.

El hecho ocurrió el pasado 12 de junio en la madrugada. Martín Ezequiel Maldonado rompió una de las vidrieras con las que cuenta un local comercial llamado “La gran Saladita”, en la esquina Noreste de la intersección de Aberastain y Furque. Luego, utilizando una rama de aproximadamente 1,20 metros de largo, comenzó a enganchar por la abertura de la vidriera dañada distintos objetos que se encontraban exhibidos para la venta.

Es así que extrajo un mate, un vaso de acero inoxidable, un cuchillo tipo carnicero, la base de una tetera eléctrica y otros elementos que iba guardando en una mochila. Aproximadamente a unos cincuenta metros al Sur de Furque se encontraba un hombre en su trabajo, quien al sentir un ruido se dirigió al local comercial.

Allí procedió a la aprehensión de Maldonado y llamó al 911, haciéndose presente a los minutos personal policial de la Comisaría 7, quienes detuvieron al sospechoso. Finalmente, este jueves fue condenado, pero zafó de la cárcel.