Un hombre vivió un momento de furia después que su auto se rompiera y decidió empujarlo a un canal, en Santa Lucía.

El increíble episodio sucedió ayer, cuando Marcelo Pereyra, de 31 años, llevaba a su esposa en su Peugeot 504, pero al llegar a Pellegrini,  pocos metros al este de Balcarce, el auto se descompuso.

El hombre invitó a su señora a bajar, sacó la batería del auto y lo empujó al canal que pasa en la zona.

Más tarde, personal de Bomberos Municipales de Santa Lucía, a cargo del jefe de dotación José Luis Rojas, debió trabajar arduamente con elementos especiales para sacar el vehículo del cauce.