Por mala suerte o desgracia, un hombre que en diciembre pasado se salvó de los tiros en un asalto en el negocio de su hijo en Chimbas, esta vez no pudo escaparle a la muerte en un accidente de tránsito en ese mismo departamento. Es un jubilado que el domingo a la tarde chocó en moto contra un camión y ayer en la madrugada falleció en el Hospital Rawson.

Como ya había adelantado este diario en su edición de ayer, el hombre -que hasta el domingo a la noche no era identificado- estaba al borde de la muerte. Y lo que se temía se produjo ayer a las 4.15 de la madrugada, cuando comunicaron su deceso producto de las graves heridas en su cabeza. Más tarde, a través del cotejo de sus huellas dactilares, la policía determinó que se trataba de Alfredo Bienvenido Reta, de 60 años.

Su familia no sabía todavía. "Lo anduvimos buscando, pero jamás no imaginábamos que había tenido un accidente y que estaba internado", dijo su nuera Viviana Lucero. Es más, su hijo Alfredo Reta, supo del accidente cuando leyó DIARIO DE CUYO y vio la moto de su padre en una foto. Para cuando averiguaron cómo estaba su padre, les avisaron que había muerto en la madrugada.

Alfredo Bienvenido Reta fue ese jubilado, con problemas de visión, que el 24 de diciembre a la tarde esquivó los tiros de dos delincuentes que asaltaron la distribuidora de bebidas de su hijo Alfredo, en calle Sarmiento 252, en Villa El Salvador. Esa vez, los ladrones redujeron a 15 personas y se alzaron con 4.000 pesos. También largaron un tiro hacia adentro del local, fue en ese momento que Bienvenido Reta y su esposa Rosa Muñoz salieron de su casa (queda la lado del negocio) hacia la vereda y se toparon con los asaltantes. El jubilado intentó enfrentarlos, pero les efectuaron dos disparos que pasaron cerca de su humanidad.

A tres meses del aquel episodio, nadie sospechaba que la muerte rondaría de nuevo sobre Alfredo Bienvenido Reta y que esta segunda vez no tendría otra chance. Fue el domingo, después de que salió de su casa a eso de las 13. Su mujer le pidió que no se vaya, le dijo que estaba la comida, pero como era terco le respondió que iba y volvía, relató su nuera. Se marchó en su moto Siambretta, sabiendo que días atrás se le había salido la rueda delantera, comentaron.

Estaba en calle Mendoza, cerca de Centenario, cuando la moto volvió a jugarle una mala pasada. Según la policía, los vecinos relataron que vieron al hombre reparando la moto hasta que la hizo arrancar. Y fue cuando aceleró, que la Siambretta se estrelló contra la parte baja de un camión Mercedes Benz estacionado. Sus hijos creen que la rueda delantera se le volvió a salir y por eso se fue directo al camión. La realidad es que ese choque dejó gravemente herido a Alfredo Bienvenido Reta y ayer a la madrugada pagó con su vida las consecuencias.