En la previa, la situación del camillero del hospital Marcial Quiroga Gastón Picasso (46), era complicada. El 30 de mayo de 2018 fue detenido, sospechado de haber amenazado con un arma de fuego a una chica con un leve retraso mental (entonces de 16 años) para violarla en su casa, cuando la niña llegó con su hermano a pedirle ropa porque en su familia son humildes. Sin embargo luego de 2 años y 17 días, Picasso volverá a su casa libre de culpa y cargo. Según fuentes judiciales, esa será la consecuencia que formalizará hoy con una sentencia el juez Juan Carlos Peluc Noguera (Sala II, Cámara Penal) porque ayer la fiscal Marcela Torres pidió la "absolución lisa y llana" de Picasso, por considerar que no cometió ningún delito contra esa chica, para la que pidió protección estatal. Y, además, solicitó que se ordene investigar por el presunto delito de falso testimonio al padre y a una hermana de la jovencita.

Como era de esperar, el defensor de Picasso, Franco Montes, también pidió la absolución de su cliente, pero también solicitó al magistrado que eleve a consideración de la Corte de Justicia todo lo referente al informe de la psicóloga que entrevistó a la niña para que el máximo tribunal evalúe si corresponde o no aplicar sanciones, indicaron los voceros.

Es que el informe de esa profesional fue clave para mantener preso a Picasso, pues dio por ciertos los dichos de la niña manifestándose víctima de Picasso en noviembre de 2017.

Sin embargo ayer, tanto la fiscal como el defensor cuestionaron esas interpretaciones sobre los dichos de la adolescente y también porque consideraron que pudo haberla guiado en sus respuestas, indicaron.

Existen fallos en que los magistrados pueden oponerse al pedido de absolución del fiscal y condenar, pero lo usual en los tribunales locales es que, ante la falta de acusación, el juez de por finalizado el caso, libere al acusado y envíe el expediente para su archivo.