El  abuelo de 79 años salió el miércoles 20 de junio de su casa en la Villa Lucrecia, en Chimbas, a realizar sus ya rutinarias caminatas pero jamás regresó. Su familia esperó un tiempo prudencial y luego realizó la denuncia. 

 

Según su familia, el abuelo se encontraba en perfecto estado de salud y no encuentran respuestas a que haya desaparecido de la noche a la mañana y nada se sepa de su paradero. 

 

Desde entonces la policía lo buscó con perros y hasta  un drone, pero no hay una sola confirmación de donde está.

 

Natalia, su nuera, pidió a la policía que extienda la zona de rastrillaje.  "Necesitamos que busquen en otros lugares", dijo la mujer.