Aún con la oscuridad de la madrugada -sobre las 5:15 de este lunes-, Irma Dávila (43) caminaba junto a su amiga Fátima Villarroel por calle José Dolores, rumbo a la intersección con Mendoza, en Rawson, cuando en un momento dos motochorros armados se les ponen a la par y les exigen violentamente las pertenencias a ambas.

 

 

Fátima entregó sus cosas, pero Irma se resistió y ahí se enloquecieron: "Tirale, quemala, quemala..." le decía uno de los delincuentes al otro y éste le gatilló, pero las balas no salieron. Finalamente, logran su cometido y se llevan varios elementos.

 

 

Llaman al 911 y personal de la Brigada Sur logra dar en las inmediaciones con los motochorros -y un tercero que sería cómplice-.