Después del error del Primer Juzgado de Instrucción que llevó a que un policía estuviera detenido unos 5 días acusado de un delito que no cometió, se demoró al verdadero sospechoso de haber abusado de una menor.

 

Según confirmó  el jefe de la Policía, Luis Martínez, el procedimiento se llevó adelante en Caucete y se detuvo a un sujeto de apellido Farías.

 

Las pruebas del delito contra la integridad sexual con las que cuenta el magistrado son  fotos y videos.