VÍCTIMA. Esteban Julián ‘Pepe’ Ruarte tenía 19 años. A la izquierda, el camión Scania que lo arrolló cerca de su casa.

 

En su familia dicen que había ido a comer un asado a lo de su hermana que vive en Tupelí y en la Policía no descartan que, de paso, fuera también a la fiesta del carnaval en esa zona. La última para Esteban Julián Ruarte (19 años), porque ayer, cuando despuntaba la claridad a poco de llegar a su casa, intentó por alguna razón cruzar la calle cuando venía un camión y fue su fin.


Los vecinos de ese tramo de La Chimbera en 25 de Mayo, ruta 279 y el cruce con calle 21, aseguran que eran las 5,50 cuando escucharon el golpe seco. Salieron a ver pensando que habían atropellado a un perro, pero cuando asomaron a la calle se toparon con el cuerpo de un joven y las impresiones cambiaron, dramáticamente. Era su propio vecino que vivía como un kilómetro más al Este, por la misma ruta entre las calles 22 y 23. ‘Pepe’, uno de 7 hermanos de una humilde familia de jornaleros.


A ‘Pepe’ lo atropelló el chofer de un camión Scania, el mendocino Aníbal Lucero (56) que venía de San Luis y pretendía cargar cal en Los Berros, Sarmiento.


Lucero le habría dicho a la Policía que el joven se le atravesó en la ruta y nada pudo hacer para evitarlo.
Sin embargo ayer en la seccional 32da de Las Casuarinas esperaban encontrar un amigo de la víctima, que luego del choque corrió asustado hacia su casa. Fue la mamá de este joven, identificado sólo como Augusto, quien llegó a la casa de los Ruarte a contarles el trágico fin que había corrido ‘Pepe’.