Cuando Natalia Jofré asomó por la ventana de su casa que da a la calle, casi la tumbó una escena espantosa: en el ingreso, en la arena de una ampliación que construye, un perro pitbull tenía por el cuello a una nena que nada podía hacer. "Salí a los gritos. Vi todo, vi cuando el animal tenía a la nena del cuello y no la quería soltar, fue terrible porque ella ya no gritaba. Tuve que ir a un vecino y él lo agarró a patadas hasta que la soltó... pobrecita, la nena se quiso levantar dos veces y nosotros le dijimos que se quedara quieta porque había perdido mucha sangre... de los nervios no sé cómo fue, pero dos muchachos en moto la cargaron y se la llevaron a la salita porque la ambulancia no llegó", contó ayer Natalia, aún shockeada, porque también es madre.

La tremenda escena que presenció la mujer en su casa del barrio Malimán, en Rawson, ocurrió alrededor de las 11 de ayer. E instantes después se convertiría en una noticia lamentable que tuvo repercusiones en todo el país, porque a pesar del intento de auxilio en la salita del barrio Cerro Blanco, esa nena de apenas 9 años, Lara Agüero, no sobrevivió.

Lara era la menor de 7 hermanos, había nacido con el labio leporino y vivía con sus padres desocupados en la casa 8 de la manzana H del barrio Malimán.

Lara Agüero tenía 9 años, era la menor de 7 hermanos.

Ayer, iba con su hermanita de 10 años y un primo de 9 a comprar algunas cosas para hacer el almuerzo. Pero una cuadra después, el animal salió desde el interior de la casa de la familia González, la tomó por el cuello y la arrastró unos 15 metros hasta la ampliación de Natalia Jofré.

"¡Vení Lara, vamos!", alcanzó a gritarle a su hermanita la otra nena, pero Lara no pudo reaccionar a tiempo y fue literalmente cazada por el animal.

Anoche, el dueño del perro, un yerno de González identificado como Braian Silva, había sido detenido por policías de la subcomisaría Ansilta por orden de la jueza en lo Correccional Mónica Lucero. En principio, este joven será investigado por el delito de homicidio culposo, un delito que es excarcelable, indicaron fuentes judiciales.

Informalmente, el dueño del pitbull habría dicho que el animal estaba atado con una cadena y se le soltó.

La muerte de la pequeña conmocionó no sólo a todo el barrio Malimán. Y provocó algunos momentos tensos porque más de uno intentó atacar la casa donde tenían al animal, que fue incautado por efectivos de la Policía Ecológica y trasladado hasta un lugar donde cuidan a otros perros, indicaron en la Fuerza.

"Esto no puede ser, siempre hubo problemas con esa familia porque se dedican a cosas raras y encima cuando fueron a la salita lo único que dijeron fue que el perro ya no les servía más. Para colmo, a Lara tuvimos que llevarla nosotros porque la ambulancia no llegó nunca", criticaron ayer los parientes de la nena, impotentes y con mucha bronca.