En la localidad bonaerense de Berisso, un sujeto fue detenido por los efectivos policiales luego de que una de sus hijas, de 12 años, narrara que trataba de violar a su hermanita, de 9. La mayor de las víctimas también era abusada por el acusado. El individuo les mostraba diversos videos pornográficos a las criaturas para que aprendieran a mantener relaciones sexuales.

Los voceros de los tribunales de La Plata revelaron a cronica.com.ar que el imputado, de 30 años, fue capturado como saldo de un allanamiento que se realizó en la víspera y debido a una denuncia que había radicado el 7 de octubre pasado su esposa y a la vez madre de las víctimas.

De acuerdo a lo señalado por los informantes, la mujer se enteró de la aberrante situación cuando su hija mayor, de 12 años, le contó que era violada por su padre y que además el individuo ahora quería someter sexualmente a la otra nenita.

Trascendió que los integrantes de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de La Plata determinaron que el sujeto aprovechaba a quedarse a solas con sus hijas para consumar los ultrajes, ya que la mujer tenía que salir a trabajar, porque era el sostén económico de la familia.

Funcionarios de la Justicia comprobaron a su vez que el acusado obligaba a las niñas a mirar videos con material pornográfico, para que de esta manera aprendieran a mantener relaciones carnales.

Las distintas pericias efectuadas a las menores y una serie de testimonios posibilitaron corroborar la veracidad de lo denunciado en el expediente.

Autoridades de la Superintendencia General de Investigaciones en Función Judicial de la Policía de la Provincia de Buenos Aires se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Abuso sexual y corrupción de menores”, la Unidad Funcional N° 16 del departamento judicial platense.

Fuente: Crónica