INVESTIGACIÓN. Efectivos de la Policía Científica se acercaron ayer hasta el Hospital Rawson, donde estaba internada la víctima, como parte de la investigación del caso.

 

Una mujer de 47 años fue noqueada, quedó inconsciente y con lesiones graves luego de ser atacada a golpes por su expareja en plena calle en Santa Lucía. La víctima iba a trabajar cuando fue sorprendida por su ex, quien era buscado desde hace días porque había violado el arresto domiciliario del que gozaba tras otro episodio violento: una golpiza al hijo adolescente de la mujer, dijeron fuentes policiales.


La versión policial fue que la víctima, identificada por su apellido, Sánchez, caminaba rumbo a su trabajo cerca de las 8 de ayer, cuando su expareja, Miguel Ángel Ahumada (40) la interceptó y la atacó a patadas y trompadas hasta hacerla perder el conocimiento. Según los voceros, el caso podría haber terminado peor si unos obreros que trabajaban en las inmediaciones no hubieran intervenido para hacer cesar el ataque.


Ahumada había empezado a tener problemas legales luego de ser acusado de darle una paliza a su hijastro de 16 años, el pasado 5 de diciembre. Ese episodio ocurrió en la casa del supuesto agresor en la Villa Santa Anita, en Rivadavia, donde el sujeto quedó con arresto domiciliario por decisión judicial.


Desde entonces su expareja se fue a vivir con sus hijos a Santa Lucía. Hasta allí llegó el sujeto ayer sobre las 7,30. Según la Policía, Ahumada sorprendió a la mujer cuando iba a trabajar en inmediaciones de 12 de Octubre y Libertador, en Santa Lucía. Y le propinó tal paliza a golpes, que quedó lastimada y perdió el conocimiento, antes de que unos obreros del lugar intervinieran para impedir que el daño sea mayor, indicaron.


La mujer debió ser internada, con lesiones graves. Ahumada, hasta anoche, seguía prófugo.