Luego de un anuncio de paro y amagues de suspensión y despido de personal, se destrabó ayer el conflicto entre las clínicas privadas y la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA). Los directivos de las empresas propusieron pagarle al personal (enfermeros y administrativos) la deuda que se había generado por los aumentos salariales a fin de año, más los que se vienen, en cinco cuotas (que alcanzan un 48 por ciento en total) con un interés del 5 por ciento. Si bien desde el gremio manifestaron su rechazo al señalar que los incrementos deben abonarse "en tiempo y forma", terminaron aceptando la oferta y levantaron la medida de fuerza prevista para hoy por la compensación que, según la situación de cada empleado, llega al 61 por ciento. Oscar Saffe, secretario Adjunto del sindicato, también manifestó que el objetivo es "arrimarle plata al trabajador", ya que los desembolsos comenzarán en febrero, por lo que indicó que seguirán atentamente el cumplimiento de lo acordado, dado que, si no lo hacen, "automáticamente no le damos ninguna alternativa más".

El conflicto que involucra a 1.700 trabajadores había estallado en noviembre, luego de que se establecieran las subas salariales en la paritaria nacional y que desde los sanatorios privados indicaran que no estaban en condiciones de pagarlas por su costo, el proceso inflacionario y los insumos que adquieren a valor dólar. Así, en la Subsecretaría de Trabajo comenzaron las negociaciones entre ATSA y los directivos del Sanatorio Argentino, Colegio Médico, Clínica España, Grupo Mitre Salud, Sanatorio San Juan, Instituto de Traumatología, Instituto Médico, Clínica El Mercedario y Servicios Médicos El Castaño. Hubo propuestas y el gremio había anunciado un paro en diciembre, el cual se suspendió porque el organismo laboral, que conduce Jorge Oribe, dictó la conciliación obligatoria. Dicha instancia se extendió este mes y ayer se dio la última reunión, en la que se llegó a un acuerdo.

Las clínicas se comprometieron a pagar 10 por ciento en enero, 10 en febrero, 10 en marzo, 10 en abril y 8 en mayo. La suma da 48 por ciento, dado que en ATSA reclamaban el aumento salarial del 16 por ciento de noviembre, el 16 de diciembre y el proporcional correspondiente al aguinaldo, además de que se cumplan las subas previstas del 7 de este mes y 9 por ciento de febrero. Sobre la deuda, se estableció un interés compensatorio del 5 por ciento, lo que ayudó a zanjar la discusión.

El panorama aparecía sombrío, ya que, en la audiencia del 16 de este mes, desde los sanatorios no hubo ninguna propuesta. Pablo Flores, secretario del Colegio Médico, había señalado que "no tenemos la posibilidad" de hacer una oferta y había propuesto la chance de "un nuevo diálogo con la ministra de Hacienda (Marisa López) para ver si existe algún tipo de ayuda". En el Gobierno había causado malestar la situación, ya que hubo un auxilio al sector a fin de año. Si bien la reunión entre algunas clínicas y autoridades se concretó, el mensaje fue que no iba a haber un refuerzo extra (ver Ayuda).

Tras el encuentro, Walter Stoerman, director de El Castaño, señaló que entre las dos últimas audiencias en la Subsecretaría de Trabajo hubo "muy buena predisposición al diálogo. Con todas las instituciones privadas nos habíamos comprometido en hacer un acuerdo y esto nos ha llevado trabajo porque no todas tenemos la misma realidad y la idea era que pudiésemos tener un plan global. Nuestros equipos técnicos tenían que hacer números, ver la previsibilidad y analizar esta propuesta de aumento de la Obra Social Provincia (la principal fuente de financiamiento) proyectada en estos seis meses. Hay que reconocer el esfuerzo del gremio y los trabajadores. Si no se hubiese aceptado un plan de pago, no podríamos haber hecho frente a un pago único".

Ayuda

En la gestión uñaquista venían siguiendo el tema y había malestar por cómo se iba desencadenando, dado que, sobre fin de año, había adelantado el pago que les corresponden a las clínicas y sanatorios de la facturación de noviembre, dispuso de créditos del Banco San Juan con un subsidio en la tasa de 15 puntos y mejoró los valores de las prestaciones que paga la Obra Social Provincia (OSP) para que pudieran enfrentar los aumentos salariales del sector privado. No obstante, en enero siguió el conflicto. El lunes hubo una reunión en el Ministerio de Hacienda con algunas clínicas y la bajada de línea fue que no iba a haber un auxilio extra.