Movimiento. El 31 de enero, la minera Los Pelambres informó que había culminado el retiro de los neumáticos de los vehículos de gran porte. Sin embargo, la empresa Glencore, querellante, aseguró que han dejado 50 cubiertas.

 

Además de construir una montaña de escombros en suelo calingastino sin ninguna autorización argentina, la minera chilena Los Pelambres arrojó cerca de 600 neumáticos de los enormes vehículos que transitan la cordillera. En medio de una puja judicial, la empresa accedió a retirar todas las cubiertas y a fines de enero informó que concluyó con la tarea. Sin embargo, estalló la acusación de que en realidad no cumplió con lo pautado. Desde la compañía Glencore, querellante en la causa penal, afirmaron y le hicieron saber al juez federal Leopoldo Rago Gallo que la firma trasandina dejó enterrados 50 neumáticos en la llamada escombrera. El planteo se basa en información que suministró Los Pelambres, ya que en el expediente civil había destacado, a través de sus registros, que depositaron 579 cubiertas, pero luego retiraron 529. 


Los neumáticos tirados en tierra sanjuanina sin ningún tipo de tratamiento constituyen un foco contaminante. No se tratan de unas simples cubiertas, ya que cada una tiene tres metros de diámetro por uno de ancho, aproximadamente. La presentación la hizo en estos días Glencore, empresa que se ha visto afectada por la construcción de la escombrera debido a que invadió el área que tiene concesionada para encarar el emprendimiento minero El Pachón. La firma fue la que radicó la demanda civil en 2014 (Ver recuadro) y la denuncia al año siguiente, causa en la que hay cuatro sospechosos que están bajo investigación de Rago Gallo por los delitos de contaminación y usurpación de terreno y agua. Ellos son el actual gerente de Los Pelambres, Robert Mayne-Nicholls, y el director Ejecutivo de Antofagasta Minerals, el grupo que controla a esa empresa, Francisco Veloso. Los dos restantes son los exgerentes Ignacio Cruz Zabala y Alberto Cerda Mery.


El planteo de Glencore en sede penal sobre los neumáticos que no han sido retirados apunta a reflejar que la minera chilena no demuestra interés por el medioambiente sanjuanino, indicaron fuentes calificadas. Luego de sacar las 529 cubiertas, Los Pelambres comunicó a la Justicia que realizó excavaciones en la escombrera para buscar más y que no encontró nada. Según las fuentes, para la querella fue una tarea insuficiente, ya que hicieron unos seis pozos de dos o tres metros de ancho por cinco o seis de profundidad, teniendo en cuenta que el también llamado botadero ocupa una superficie de 51 hectáreas y tiene unos 60 metros de altura. El escrito y sus fundamentos tienen como objetivo ser un elemento para que el magistrado evalúe el comportamiento y el accionar de los actuales directivos. Justamente, mañana será indagado Veloso, confirmaron las fuentes. El director del grupo que controla Los Pelambres quedó involucrado luego de las declaraciones que hizo a este medio, en las que señaló que no tienen intenciones de sacar la escombrera.


No será el único que se sentará ante el magistrado, ya que también lo harán mañana Cruz Zabala y Cerda Mery. El primero fue designado Gerente General en 2006, fecha en la que se comenzó a construir la montaña de escombros. El segundo fue quien lo reemplazó en el cargo en mayo de 2012. La parte querellante apunta contra todos ellos por tratarse y haber sido las más altas autoridades con las mayores responsabilidades. Según las fuentes, los tres presentarán escritos con sus descargos y quedarán a disposición de la Justicia.


El que ya prestó declaración indagatoria en diciembre fue Mayne-Nicholls, quien ante los medios manifestó que la minera chilena no tiene responsabilidad en el armado de la escombrera, ya que para hacerla contaron “con todos los permisos y las autorizaciones del Estado de Chile. Luego se comprueba que hay un error en los límites y eso es lo que genera esta situación”. 

 

Escombros

26 Son los millones de toneladas de rocas que la minera Los Pelambres arrojó durante años en suelo calingastino para armar la llamada escombrera.

Inspección ocular
Fuentes calificadas informaron que el juez Rago Gallo ordenó una inspección ocular en la escombrera Cerro Amarillo. La medida judicial fue fijada para el 23 de este mes, en la que participarán el fiscal federal, los abogados querellantes y los defensores de los imputados, más personal del juzgado.

 

La definición por el retiro de los residuos


En el Juzgado Federal Nº1, a cargo de Miguel Gálvez, se tramita la demanda civil. El magistrado deberá definir la cuestión de fondo: si la minera Los Pelambres debe sacar la montaña de escombros que arrojó en tierra sanjuanina. Esa es la postura de la empresa Glencore y del Gobierno sanjuanino. Por su parte, la firma trasandina ha dejado traslucir su oposición al retiro de la escombrera, ya que ha sostenido que fueron autorizados por el Estado chileno, el que incurrió en un error en los límites. Últimamente, sus autoridades han manifestado que todo dependerá de la decisión de la Justicia. Frente a la demora del proceso, la gestión giojista llegó a un acuerdo con Los Pelambres para que retire todos los neumáticos y aisle la escombrera, hasta que se resuelva la cuestión de fondo. Debido a que un directivo como Francisco Veloso manifestó que no tienen intenciones de sacar los residuos, la administración uñaquista le dio de baja al convenio.